Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar

Hilos Tensores

La aparición de los hilos tensores, ha revolucionado la forma de tratar la flacidez corporal. Existen muchos tipos de hilos. Desde los monofilamentos de PDO (Polidioxanona) con la finalidad de estimular la formación de fibrosis y colágeno, hasta los hilos de Polipropileno para tensar de forma directa mediante tracción. Existen hilos con multifilamentos, en espiral, dentados, multidentados, etc. Todos ellos con la finalidad de mantener la firmeza de la zona a tratar. Se puede tratar la región facial, cuello, antebrazos, abdomen, muslos y glúteos fundamentalmente.