Peeling Químico

Es un tratamiento que consiste en eliminar las primeras capas de la piel mediante la aplicación de un agente químico para mejorar el aspecto de la misma. El control exacto de la quemadura química que se produce viene determinado por la concentración del ácido utilizado y el tiempo que permanece en contacto con la piel. El Peeling químico se puede clasificar en superficial, medio y profundo y actualmente se consiguen peelings dirigidos específicamente a eliminar manchas, arrugas o mejorar la luminosidad de la piel.